Le dijo a su psicólogo que su mujer no trabaja, que solo era ama de casa. Su respuesta fue brillante

Loading...

El trabajo es una de las actividades más estresantes y agotantes que podemos realizar. Especialmente cuando consiste en algo rutinario, puede ser muy aburrido y agotador. Y es que, realizar lo mismo todos los días nos aburre y nos quita el deseo de seguir haciendo ese trabaja.

Sin embargo, por nuestras circunstancias no podemos dejarlo, pues necesitamos el dinero que ganamos.

Seguro que estarás de acuerdo que no todos los trabajos son remunerados de la manera que se merecen. ¿En qué estás pensando? Tal vez en tu propio trabajo, en lo mucho que te esfuerzas y lo poco que ganas. Sin embargo, nosotros nos referimos a otra clase de trabajo que pocos valoran, pero que es esencial: el trabajo de las amas de casa.

Las amas de casa son incansables, y no se detienen ni un segundo en casa. Muy a menudo, estas trabajadoras a tiempo completo no son reconocidas por la sociedad. En muchos países, ni siquiera cuentan con ayudas sociales ni una jubilación decente. Sin embargo, se han pasado toda su vida trabajando, como cualquier otra persona; velando por el bienestar de su familia.

A continuación, te dejaremos una historia que encontramos en la internet. No sabemos a ciencia cierta si ocurrió en realidad o simplemente es una fábula. Sin embargo, algo si es seguro: aprenderemos una buena lección después de leerla. Presta atención a lo que ocurrió y trata de encontrar la lección de esta inspiradora historia.

Mi esposa no trabaja, es ama de casa


Psicólogo: ¿Qué hace para ganarse la vida, señor Gómez?

Hombre: Trabajo en un banco, doctor.

Psicólogo: Y su esposa ¿en qué trabaja?

Hombre: Ella no trabaja, es ama de casa.

Psicólogo: Oh, ya veo. ¿Quién hace el desayuno en su casa?

Hombre: Mi esposa, puesto que ella no trabaja.

Loading...

Psicólogo: ¿A que hora se despierta normalmente su esposa?

Hombre: Ella se despierta muy temprano, pues normalmente tiene que organizar antes de sentarse a desayunar. Pone la meza, organiza el almuerzo de los niños para la escuela, se asegura que estén bien vestidos y peinados, si tomaron el desayuno, si se cepillaron los dientes y si tienen todo listo para ir a la escuela.

Psicólogo: ¿Cómo llegan sus hijos a la escuela?

Hombre: Mi esposa los lleva, ya que ella no trabaja.

Psicólogo: Después de llevar a sus hijos a la escuela ¿qué hace su esposa?

Hombre: Generalmente va a pagar algunas facturas o se detiene en un supermercado. Después, regresa a casa, prepara la comida, limpia la cocina, lava la ropa, ordena la casa, cosas así.

Psicólogo: Y cuando usted regresa del trabajo ¿qué hace?

Hombre: ¡Descanso! Me he pasado todo el día trabajando en el banco y eso me agota mucho.

Psicólogo: Y su esposa ¿Qué hace por las noches?

Hombre: Hace la cena para los niños y para mí. También lava los platos sucios y termina de limpiar la casa. Antes de que los niños se vayan a dormir, se asegura que se hayan cepillado los dientes y luego los acuesta.

Vea también: Esta es la prueba irrefutable que prueba el tipo de madre que es Shakira. Merecen ser vistas

Psicólogo: Y después de decirme todo lo que su mujer hace durante el día ¿todavía sigue creyendo que su mujer no trabaja? Señor, su esposa es despertador, cocinera, criada, maestra, camarera, niñera, enfermera, administrativa, consejera. Si a eso le sumamos que no tiene vacaciones y trabaja día y noche…

Aprendamos a valorar
Este es el día a día de muchas amas de casa (hembras o varones), que se dedica completamente a su hogar. Aun así, muchos se atreven a decir que no trabajan. Aprendamos a valorar todo el trabajo que se hace en el hogar. Si crees que las amas de casa son las mejores trabajadoras, comparte esta historia en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *